sábado, 27 de octubre de 2012

Marmitako de bonito



Hace tiempo que mi hija Lucía me había pedido que le hiciera marmitako de bonito. A pesar de lo que pueda parecer es un plato de verano, cuando encontramos bonito en todos los mercados, pero decidí hacerlo en pleno otoño: tenía en el congelador un par de rodajas hermosas, y el tiempo invitaba a preparar platos algo más abrigados, así que sin dudarlo, me puse al marmitako inmediatamente.

Plato típico de la cocina de siempre, original de los fogones vascos, pero que se consume creo que en cualquier casa. La receta no tiene ningún secreto, sólo buenas patatas y lógicamente un bonito cortado en dados, limpio de espinas, para que sólo utilicemos la cuchara.


Vamos a por él:

Ingredientes:

- 800 gr de bonito limpio de piel y de espinas y partido en dados
- 1,5 kgs de patatas
- 3 cucharadas soperas de tomate natural
- 3 pimientos verdes cortados en aros finos
- 2 pimientos choriceros
- 2 cebollas 
- un chorrito de vino blanco
- sal
- pimienta
- aceite de oliva

Preparación:

Comenzamos poniendo a remojo los pimientos choriceros en agua caliente, para que ablanden.

Calentamos en una tartera amplia un chorrito de aceite de oliva y rehogamos en él las cebollas picadas, hasta que empiecen a dorarse. Añadimos los pimientos verdes en cortados en aros y rehogamos hasta que empiecen a dorarse.

Agregamos las patatas cortadas en trozos medianos, el vino blanco y un poco de agua templada hasta cubrir las patatas. Salpimentamos y dejamos cocer el conjunto a fuego medio,  removiendo de vez en cuando.

En cuanto veamos que las patatas ya casi están bien cocidas, incorporamos el tomate, los pimientos choriceros, y dejamos cocer unos minutos.

Por último, incorporamos al guiso el bonito y lo dejamos cocer sólo unos 3 ó 4 minutos.

Servimos bien calentito, espolvoreando con perejil picado si nos apetece.


Una delicia de plato, si os gusta el bonito. Sé que no es temporada, pero no quería dejar de poneros la receta, porque el marmitako se puede hacer también con otros pescados.

Revolved el congelador...a  lo mejor os llevais una sorpresa, como yo!

8 comentarios:

  1. Pues tu hija no tiene mal gusto eh, en mi casa por ejemplo no se consume y la vez que lo probé me gusto mucho.

    besos

    ResponderEliminar
  2. Merece la pena tener bonito congelada para hacer marmitako, ya que se apetece más en otoño que en verano.
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Para mi este plato es perfecto. Me encanta. Seguro que Lucia se chupó los dedos.

    ResponderEliminar
  4. Marien yo me compre uno grande y lo congele limpito, el otro dia ya hice marmitako no hice foto porque estaba muy apurada, como tengo en abundancia la proxima le hago la fotito...Al ver el tuyo me pusiste los dientes largos,te quedo barbaro,a mi me encanta y bien calentito en el dia que tenemos hoy de ventolera y frio de perlas me vendria...besos

    ResponderEliminar
  5. Comprar un bonito grande y depsues cogelarlo es lo mejor, yo a veces lo he hecho. este marmitako ..vamos...para estar orgullosa!!
    laura

    ResponderEliminar
  6. Qué clásico! y qué bien ejecutado!! uno de mis pescados favoritos!
    Ya me has abierto el apetito y aún me faltan 2 horas para llegar a casa!!!
    Un beso

    ResponderEliminar
  7. Queria comentarte que tienes un regalito (premio) en mi blog, asi que espero que lo disfrutes.
    Saluditos
    http://motivadaconlacocina.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Voy volando...me chiflan los regalos!, Graciassss

      Eliminar