sábado, 7 de septiembre de 2013

Saquitos de quinoa con vegetales



Hoy os traigo una receta hecha con un cereal que tenía unas ganas enormes de probar: el nuevo 'boom' gastronómico se llama quinoa.

Tal y como recoge un artículo de un periódico que leí hace unos meses,  su sabor agradable, la calidad de sus proteínas y su alto valor nutritivo ha puesto de moda este cereal infravalorado hace tan sólo una década.

El elevado contenido en calcio, hierro y aminoácidos esenciales, que supera a cualquier otro cereal, han hecho que Naciones Unidas declare el año 2013, como el año Internacional de la Quinoa. Cómo no lo iba yo a probar????


Este alimento se usa para todo. En gastronomía se utiliza en la preparación de sopas, ensaladas, muesli, revueltas con huevo, guisos, purés, postres y bebidas. Transformada en harina se utiliza para hacer pan, galletas, fideos, salchichas, albóndigas. También se come directamente en yogurt o con chocolate., pero lo mejor de todo, es que es apto para celíacos, así que ya no tenemos excusa para probarlo.

Os lo traigo, como no podía ser de otra forma, cocinado con verduras salteadas y envuelto en unos saquitos de pasta brick, absolutamente delicioso!!

A ello:

Ingredientes:

- una taza de quinoa
- 2 tazas de agua
- ajo en polvo
- medio calabacín
- medio pimiento verde
- medio pimiento rojo
- un puerro pequeño
- un diente de ajo
- sal
- aceite de oliva
- un chorrito de salsa de soja
- pasta brick

Preparación:

Comenzamos por poner el agua a hervir con un poco de sal y ajo en polvo al gusto. Mientras calienta el agua, lavamos la quinoa bajo el grifo un  minuto, y la ponemos a cocer. Estará lista cuando el agua se haya consumido, o en su defecto tras 15 0 20 minutos.

Mientras se cuece, vamos limpiando las verduras y cortándolas en trocitos. Ponemos un wok o sartén a calentar con un chorrito de aceite de oliva y sofreímos las verduras a fuego medio, unos 15 minutos.

Cuando esté lista la quinoa, la ponemos en un colador a escurrir, y removemos con un tenedor, para que no se apelmace.

En el momento en que las verduras estén al dente, incorporamos al wok la quinoa, removemos y agregamos la salsa de soja, dándole unas vueltas al conjunto para que quede uniforme.

Precalentamos el horno a 200º, tomamos una lámina de pasta brick y pincelamos con una gotita de aceite de oliva.

En el centro de la hoja ponemos un par de cucharadas de la quinoa con verduras, y cerramos a modo de saquito, sellando con ayuda de un palillo de madera ( si os es más sencillo podéis envolverlos como si fuera un rollito de primavera, la idea es sellar el paquete para que no se salga el relleno).

Repetimos el proceso hasta acabar con el relleno preparado, os saldrán unos 6 saquitos más o menos.

Forramos una bandeja de horno con papel vegetal y los introducimos en el horno hasta que se doren (los míos creo que demasiado...)

Sacamos del horno y a disfrutar!!


No hace falta ni que os diga que podéis usara las verduras que más os gusten o tengáis a mano: judías verdes, zanahoria, champiñones, cebolla, apio. calabaza...os quedará igual de bueno. También apuntaros que si no os apetece la idea de probar la quinoa, esta misma receta podéis prepararla con arroz, cous-cous...

Desde luego, para mí,  todo un descubrimiento que se queda definitivamente en mi cocina, alguien se apunta???

6 comentarios:

  1. corazooooon!!! que ilu leerte otra vez...yo también tengo ganas de probar el ingrediente de moda, estos saquitos se ven ricos eh!! muchos besitos guapa

    ResponderEliminar
  2. Yo aún no lo he probado pero en un montón de blogs y revistas gastronómicas he visto ensaladas, sopas... vamos, de todo. Tendré que probarlo. En versión squito tiene que estar muy bueno. Bs

    ResponderEliminar
  3. Una pinta fantastica, que ricos, besos
    Sofía

    ResponderEliminar
  4. La verdad es que nunca he probado la quinoa, pero con estos saquitos tan apetitosos que nos hiciste, seguro que no tardare en probarla. Besos,
    Rosa

    ResponderEliminar
  5. Pues sí, este verano no he leído más que artículos hablando de las propiedades de este cereal, y de hecho vi una ensalada que puede ser interesante para probar la textura, aunque ya veo que estás en todo y tú también pruebas cositas, jeje

    Tienen una pinta genial, con ese toque crujiente de la pasta filo!

    ResponderEliminar
  6. Pues yo tampoco no lo probé nunca y tengo ganas. Tomo nota. Tiene muy buena pinta

    ResponderEliminar