viernes, 24 de agosto de 2012

Tarta de chocolate sin harina


Hace tiempo que no traigo al blog una tarta, así que hoy os propongo una auténtica delicia para los amantes del chocolate, pero ojo:  advierto desde el principio que ésta es de las que crean adicción. Sólo lleva cuatro ingredientes, no tiene secretos, y es perfecta para los que empiezan a hacer sus pinitos entre fogones, porque sale siempre.

Como no podía ser de otra manera, es de chocolate: ya sabeis en casa, a mis hijos de postre les gusta el chocolate, de cualquier forma, textura y color. La hice para tomar de postre un día de verano, y desapareció...así sin más...Sólo quedó el trozo de mi hijo mayor, que no quiso tomarla porque había comido bastante, pero enseguida se encargó de advertirme: "mamá, la tarta que queda es mía...que no se le ocurra a nadie tomarla!.."


La tarta aún sabe mejor si se hace de un día para otro (objetivo difícil de conseguir en mi casa), y no lleva más trabajo que el de hacer una mousse de chocolate que luego irá al horno caliente, formando una costra crujiente, y quedando incluso un poco cruda por el centro...una locura, vamos!

Seguro que ya más de uno se anima...a ello:

Ingredientes:

- 200 grs de chocolate negro fondant
- 175 grs de mantequilla sin sal
- 5 huevos grandes
- 140 grs de azúcar

Preparación:

Comenzamos precalentando el horno a 180 º.

En un bol apto para microondas, ponemos el chocolate en trozos junto con la mantequilla, y lo derretimos durante un minuto a temperatura media. Pasado el tiempo, removemos e introducimos de nuevo en el microondas a la misma temperatura un minuto más. Sacamos, removemos bien la mezcla, hasta que el chocolate se deshaga por completo con el calor residual. Reservamos.

En un  vaso de batidora, o bien en un recipiente para batir con la batidora de varillas, ponemos las yemas y el azúcar salvo 2 cucharadas soperas. Batimos bien con las varillas o con la batidora, a velocidad alta, durante unos 5 minutos. Reservamos.

Montamos las claras a punto de nieve firme, añadiendo las 2 cucharadas de azúcar cuando ya las tengamos semimontadas.

Mezclamos la preparación del chocolate con la de las yemas, removiendo bien. Incorporamos la mitad de las claras montadas, y con la ayuda de una espátula, vamos integrándolas a la mezcla con movimientos envolventes, para no bajarlas.

Una vez que vamos viendo que desparecen esos trocitos blancos de las claras, incorporamos el resto de las mismas resevadas, y repetimos la operación: incorporamos con movimientos envolventes, hasta lograr que la masa quede uniforme.

Preparamos un molde de bizcocho desmontable, untándolo con mantequilla, y vertemos en el la mezcla de la tarta. Lo introducimos al horno, y horneamos hasta que los bordes estén tostados, pero el centro todavía esté algo crudo y blando; unos 30 minutos aproximadamente.

Sacamos del horno y dejamos enfriar ligeramente. Pasamos un cuchillo al rededor de la tarta, por el borde, para que se desprenda mejor y desmoldamos dejando enfriar.


Para servirla, podeis presentarla tal cual, que es ya una delicia, pero también esta de lujo si le poneis al lado un poco de nata montada, como en mi caso, o una buena bola de helado de vainilla.

Perfecta para después de las comidas, con un café, y una larga sobremesa...

17 comentarios:

  1. Pues chica, si no lleva harina restamos uns calorias!! adems tiene que estar deliciosa!
    laura

    ResponderEliminar
  2. Buena pinta si senyora¡¡¡¡¡Me la apunto¡
    Bsos
    Sandta

    ResponderEliminar
  3. Hola Marien,que bonita y original!!espero que le hayan guardado un pedacito
    a tu hijo no?,en casa pasa igual!!!
    Tienes un blog precioso,que tengas un buen fin de semana!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias María Nancy, bienvenida al blog!!

      Eliminar
  4. Madre mía, cómo tiene que estar eso! Chocolateadicción a tope! Qué pinta de jugosa. Besos

    ResponderEliminar
  5. Pues como sabes que esta me la llevo, pero que sepas que esto no va a quedar aquí, contraatacaré!!

    Es venir tú y empezar a bombardear a recetas!!!

    ResponderEliminar
  6. hola Marién
    al no llevar harina más ligera para después de la comida, qué rica
    bs

    ResponderEliminar
  7. El chocolate es mi perdicion, tomo nota y en cuanto puede la preparare, desde luego con nata ya tiene que ser el sumun de las delicias, besos

    ResponderEliminar
  8. que curiosa! apuntada queda...
    saludos.

    ResponderEliminar
  9. Hola Marien.

    Esta es de esas tartas que la pones en la mesa y desaparece, porque somos muchos los adictos al chocolate y nunca nos conformamos solo con un trozo, sobre todo si es de algo tan delicioso como esta maravilla de tarta. Te quedó espectacular.

    Buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  10. Yo también soy adicta al chocolate y esta tarta me la apunto.besinos

    ResponderEliminar
  11. Marien guapa, que de gracias tu hijo que no pase yo por alli, que seguro se hubiera quedado sin su tarta jeje, me ha encantado, y sin harina deguro que se nota mas el rico gusto al chocolate. Besicos

    ResponderEliminar
  12. Esto es un vicio!! en mi casa el chocolate hija mia pasa como en la tuya vuela, esta tarta me la imaguino yo con una textura que en la boca se deshace sola,que buena uummm....Besos

    ResponderEliminar
  13. Buena tarta, me gusta, yo acabo de hacer un estupendo brownie, me encanta todo lo relacionado con el chocolate ummmmm

    Espero que después de este paréntesis vuelvas bien cargada como he leído en tu entrada anterior.....

    Yo me incorporo de nuevo el lunes después de unos días de descanso aunque aún tenemos algunos más de descanso esperando para volver a irnos otros cuantos días.

    Nos vemos!!

    ResponderEliminar